MINISTERIO DE APOLOGETICA E INVESTIGACION CRISTIANA          

www.maic.net

Página de inicio    


Los "Si" Y Los "No" Del Testimonio

     Dar testimonio de la fe es sencillo y complejo a la vez. Si usted es una de esas personas que se intimida fácilmente ante la perspectiva de testimoniar, no se preocupe. Usted es normal. La gente es intimidada por diferentes razones: algunos porque carecen de conocimiento, otros porque carecen de confianza, y otros, en fin, porque carecen de ambas cosas. Este cuaderno puede ayudarle en ambos aspectos. Si usted ha estudiado el material hasta este punto, pues, ya está ciertamente equipado para testimoniar de Cristo. Lo único que queda es... hacerlo. Es en cierto modo como nadar, para aprenderlo realmente hay que practicar.
     Sin embargo, hay algunas cosas que debe hacer para prepararse. Primero, ore para que Dios le utilice, para que El provea oportunidades de que usted comparta la Palabra de Dios y para que El hable por intermedio de usted. Entréguese a El como un instrumento de Su justicia. No tema confiar en Dios. Recuerde que confiar en Dios es confiar en Su amor. El nunca le dejará ni lo abandonará (Heb. 13:5) especialmente cuando está dando testimonio de El. Y, si usted todavía no lo ha experimentado, pronto sabrá que cuando usted da testimonio el Espíritu Santo lo auxiliará, le recordará Escrituras que puede usar y pensamientos que decir, los cuales son a veces sorprendentes. Es maravilloso ser usado por Dios.
     Lo que sigue es una breve lista de algunas cosas básicas que deben hacerse y otras que deben evitarse cuando se da testimonio. Simplemente piense acerca de ellas y lo que significan y pídale al Señor que le ayude a concentrarse en aquellos aspectos que on importantes para usted. Dios le bendecirá poderosamente.

SI:

  1. Ore.
  2. Lea su Biblia.
  3. Cuando hable, hágalo para complacer a Dios.
  4. Comience con un testimonio positivo acerca de Cristo.
  5. Exprésese con sencillez.
  6. Comparta su experiencia de salvación, cómo cambió Jesús su vida..
  7. Conozca bien lo que cree.
  8. Tenga un amor genuino por aquellos ante quienes testifica
  9. Sea sencillo y defina us términos
  10. Memorice textos bíblicos apropiados.
  11. Sea paciente y amable.
  12. Sea atento.
  13. Escuche con atención.
  14. Responda las preguntas.
  15. Haga preguntas.
  16. Permita que se corrijan.
  17. Llévelos, de ser posible, a la decisión de aceptar a Cristo.
  18. Aliéntelos a estudiar la Biblia.
  19. Utilice las Escrituras en su contexto apropiado
  20. Recuerde que Quien está en usted es mayor que quien está en el mundo (1 Juan 4:4).

NO

  1. No los ataque ni se burle.
  2. No salte de tema en tema.
  3. No espere demasiado de sus interlocutores.
  4. No tenga una actitud agresiva.
  5. No pierda la paciencia .
  6. No sea demasiado insistente.
  7. No debata doctrinas o asuntos triviales.
  8. No se deje arrastrar a una defensa de su propia denominación.
  9. No sea rígido.
  10. No suponga
  11. No pelee.
  12. No hable demasiado rápido u oscuramente.
  13. No se preocupe.
  14. No se olvide de orar después del diálogo.
  15. No se olvide de darle la gloria a Dios.

     Quien salva es el Señor. Esto no significa, empero, que usted no pueda ser Su herramienta efectiva. Por tanto, ore, estudie, pídale a Dios la oportunidad y cuando ésta surja, dé testimonio. Seguramente le irá muy bien.


Regrese a Evangelisimo

  • Propiedad intelectual de Matthew J. Slick, 1998, 2000. Todos los derechos rservados.
  • Por favor, siéntase libre para copiar y distribuir este material. Sin embargo, no puede venderlo ni modificar el texto.
  • Información para ordenar el Cuaderno de Apologética Cristiana en Engles.
  • Sus comentarios por e-mail serán bienvenidos enSus comentarios por e-mail serán bienvenidos en MAIC